La enfermedad de las encías es, junto a la caries dental, la causa principal de pérdida de piezas dentales.


Con este dato iniciamos este post. La enfermedad de las encías es, junto a la caries dental, la causa principal de pérdida de piezas dentales. Esta dolencia también conocida como “piorrea” afecta a 7 de cada 10 pacientes a partir de los 40 años y en la mayoría de los casos se desarrolla por no controlar la placa bacteriana que se acumula alrededor de los dientes. Este “no control” de la placa llega a inflamar las encías y puede causar muchos problemas bucodentales.

¿Gingivitis o Periodontitis?

Si la afectación es más leve o más profunda, hablamos de gingivitis o de periodontitis.

Gingivitis: es una inflamación superficial de la encía. El sangrado es su principal señal de alerta y si no se trata adecuadamente, puede progresar a periodontitis.

Periodontitis: es una infección más profunda de la encía, que se despega del diente, formando así las bolsas periodontales. Debido a esta infección, se pierde el hueso que sujeta al diente.

Para evitar los efectos de las dolencias periodontales, es necesario mantener una correcta higiene oral: utilizar seda dental, acudir al odontólogo para realizarse limpiezas bucales periódicas y aplicar una técnica de cepillado adecuada comola técnica Stillman modificada  que nos cuenta nuestra higienista Ana Chaves en el siguiente video: 


¿Cuáles son los síntomas de la Periodontitis?

Si descuidamos la salud de nuestra boca y no seguimos estos hábitos de higiene diarios, los síntomas pueden empezar a aparecer. Al principio, los síntomas no causan dolor y pueden pasar desapercibidos llegando a diagnosticarse tarde.

Para que puedas identificarlos, te enumeramos los signos más frecuentes:

  • Sangrado de encías: Es uno de los signos más comunes. El sangrado puede aparecer al cepillado, al pasar el hilo dental, comer una manzana, etc… Si la encía estuviera sana, no debería sangrar. En el caso de los fumadores, este síntoma está enmascarado porque el tabaco bloquea gran parte de la llegada de sangre a las encías, pero que no sangren no significa que no pueda padecer piorrea.
  • Encías inflamadas y de color rojo brillante
  • Mal aliento: Aparece como consecuencia de un cúmulo de bacterias por debajo de la encía y el sarro.
  • Movilidad dental: Notas los dientes cada vez más sensibles y parece que no estén fijos.Este síntoma se debe a que la enfermedad empieza a afectar al hueso y los dientes pierden parte de su sistema de sujeción.
  • Retracción de encías: Los dientes se ven cada vez más largos, llegando a verse la raíz del diente.
  • Aumento de la sensibilidad de las encías: Las raíces de los dientes que quedan expuestas por la retracción, al no tener esmalte, son más sensibles al frio y al calor.
  • Desplazamiento de los dientes: Los dientes cambian de posición o aumenta el espacio entre ellos dejando “huecos negros” por la debilidad del hueso que lo sustenta.
  • Pérdida de los dientes: aparece en las fases más avanzadas de la Periodontitis, cuando transcurre mucho tiempo sin tratamiento. En estos casos la enfermedad ha progresado de tal manera que se ha destruido la totalidad del hueso y la encía que rodean al diente.

La Periodontitis afecta a la salud en general

Debemos tener en cuenta que numerosos estudios han demostrado que la Periodontitis, además de afectar a nuestra boca, puede dar lugar a enfermedades cardiovasculares, diabetes, partos prematuros y otras dolencias que de no ser diagnosticadas pueden ocasionarnos severos problemas de salud.

Por todo ello, es muy importante intentar prevenirla y tratarla a tiempo. Realizarnos un control periódico por parte de nuestro dentista de confianza y visitar al periodoncista para el pronóstico de la enfermedad periodontal.


Pide cita

Si padeces alguno de estos síntomas, te invitamos a PEDIR CITA con nuestros especialistas. Estudiaremos tu caso y te recomendaremos un tratamiento para solucionar tu problema de manera rápida y eficaz.

La falta de piezas dentales influyen en el estado de ánimo aumentando la baja autoestima, inseguridad… incluso pueden provocar un bloqueo emocional.


Un golpe, una mala caída, una mala higiene dental o una enfermedad como la periodontitis, pueden provocar que a lo largo de nuestra vida podamos perder algunas piezas dentales. A pesar de que a día de hoy restaurar una pieza dental tiene fácil solución, algunas personas dejan pasar el tiempo y optan por no sustituir el diente perdido. Esto, además de los problemas estéticos que origina, puede dar lugar a todo tipo de enfermedades bucodentales. Por ello, es importante no dejarlo pasar y poner en marcha un plan de acción antes de que las consecuencias sean mucho peores.

¿Qué problemas causa la ausencia de dientes?

1. El resto de los dientes pueden verse afectados

 El simple hecho de que un diente tenga que soportar mayor carga hace que se resienta, afectando al propio diente y a las siguientes piezas. Además, fomentará el acceso de bacterias y la aparición de deformaciones de la estructura dental, ocasionando enfermedades como la gingivitis o periodontitis y acelerando la pérdida de otras piezas dentales.

2. Desplazamiento de los dientes al masticar

Si nos falta un diente, el resto de dientes deberán trabajar más, lo que puede producir una sobrecarga que conlleve desgastes y desplazamientos que modificarán las posiciones del resto de las piezas.

3. Encías enfermas

No tener dientes afecta directamente al hueso alveolar, que es el que se encuentra por debajo de las piezas. Éste necesita de la estimulación de la masticación para mantener su forma y densidad, por lo que, si este proceso no se lleva a cabo, el hueso se reduce y afecta a las encías.

4. Falta de autoestima

Cada vez es mayor el número de personas preocupadas ya no solo por su salud dental sino a la vez por la estética de su boca. Los efectos de la falta de piezas dentales influyen en el estado de ánimo aumentando la baja autoestima, inseguridad… derivados de las alteraciones que provocan la ausencia de dientes: dificultades a la hora de hablar, dificultad a la hora de masticar o cohibirse al sonreír, lo que puede provocar un bloqueo emocional.

¿Cómo solucionarlo?

Ante la pérdida definitiva de una pieza dental, el tratamiento recomendado son los implantes dentales.

Los implantes dentales son prótesis que permiten sustituir de manera definitiva los dientes perdidos y recuperar la estética de la boca y de la cara. Su funcionamiento es casi idéntico al de los dientes naturales, por eso con los implantes dentales recuperará los dientes fijos y con ellos la confianza para comer y una sonrisa mejor que la de muchos dientes naturales.


Pide cita

Si has sufrido una pérdida dental y buscas una solución, te invitamos a PEDIR CITA con nuestros especialistas. Estudiaremos tu caso y te recomendaremos un tratamiento para solucionar tu problema de manera rápida y eficaz.

La ATM actúa como una bisagra que gira para que la mandíbula pueda moverse suavemente permitiéndonos realizar tareas como hablar, masticar e incluso bostezar.


La articulación temporomandibular (ATM) es una articulación que se encuentra presente en nuestra boca. Esta une la mandíbula con el resto del cráneo y actúa como una bisagra que gira para que podamos abrir y cerrar la boca. Al ser flexible, la ATM permite que la mandíbula pueda moverse suavemente de arriba abajo y de lado a lado permitiéndonos realizar tareas como hablar, masticar e incluso bostezar. Todo ello a través de una serie de músculos que se acoplan y rodean las articulaciones controlando su posición y movimiento.

¿Qué causa los trastornos de la ATM?

En ocasiones, el bruxismo puede ser leve e incluso no necesitar tratamiento, pero frecuentemente es suficientemente grave como para ocasionar verdaderos problemas.

Lamentablemente, los trastornos de la ATM son comunes. Se trata de alteraciones que causan dolor y disfunción en las articulaciones y en los músculos que controlan la mandíbula. Las causas más frecuentes son:

  • El bruxismo
  • El estrés o la ansiedad
  • Una lesión en la mandíbula o en la ATM
  • Cierto desgaste en el disco o el cartílago de la ATM

¿Cuáles son los síntomas?

Los principales síntomas de provocados por una inflamación de la ATM son:

  • Dolor de cabeza al despertar
  • Sensación de haber apretado los dientes por la noche
  • Dolor en la cara, mandíbula o cuello
  • Un sonido de “click” abrir y cerrar la boca
  • Bloqueo de la mandíbula

¿Cuál es el tratamiento?

A la hora de tratar estas dolencias, resulta fundamental diagnosticar entre los diferentes grados de patología existentes. Muchas veces estas alteraciones son transitorias y no empeoran. Estos casos sólo precisan un tratamiento sencillo para aliviar el malestar.

Entre sus posibles tratamientos encontramos:

  • Férulas de descarga (tratamiento menos invasivo).
  • Tratamiento quirúrgico con láser para mitigar el dolor articular y mejorar el pronóstico.


Pide cita

Si notas algunos de los síntomas antes mencionados y crees que puedes estar padeciendo esta dolencia, te invitamos a PEDIR CITA con nuestros especialistas.Estudiaremos tu caso y te ofreceremos la mejor solución posible.

Ahí va un decálogo de consejos para los padres:


1. Aprende a explorar las encías de tus hijos: una boca sana comprende la parte blanca: los dientes, y la parte rosa: las encías y mucosa

2. Ten siempre presente que la prevención de las enfermedades periodontales del niño repercutirán sobre su salud odontológica y general cuando sea adulto

3. Si al salir los dientes temporales, tu hijo sufre malestar, no utilices productos con lidocaína o benzocaína, para aliviarles utiliza métodos tradicionales como mordedores

4. Una encía sana es de color rosa, firme y adherida a los dientes; una encía que ha cambiado su color (ha oscurecido), pierde su consistencia (movilidad dental) y sangra es una encía enferma

5. El cepillado es la clave de la prevención; convierte ese momento, en un momento de juego y diversión con tus hijos

6. Cepíllale los dientes, al menos, dos veces al día

7. Utiliza reveladores de placa que te permita valorar cómo le estás cepillando los dientes a tu hijo, y como lo está haciendo él

8. No olvides observar a tu hijo en busca de hábitos que puedan tener repercusiones en su boca y en su encía como dañarse mordiendo bolígrafos o juguetes

9. Si padeces periodontitis (enfermedad de las encías) es conveniente que tu hijo entre en un programa preventivo, la periodontitis se contagia de padres a hijos por medio de la saliva

10. Las visitas periódicas a tu dentista y periodoncista te ayudarán a mantener la salud de las encías de tus hijos.


Pide cita

Te recomendamos que la primera visita de los niños al dentista sea al cumplir un año y luego haya una revisión anual.

Si crees que tu hijo puede padecer enfermedad periodontal, te invitamos a pedir cita con nuestros especialistas. Estudiaremos su caso y le ofreceremos la solución que mejor se adapte a sus necesidades.

PEDIR CITA

Los dientes de leche son muy importantes
para la salud y desarrollo de los niños. 


Los dientes de leche o primarios tienen varias funciones en la boca de los más pequeños: les ayudan a masticar bien, a hablar correctamente y a sonreír con confianza, por lo que son vitales para su salud y desarrollo. También guardan espacio en las mandíbulas para cuando salgan los dientes permanentes que están creciendo debajo de las encías.

Los padres deben saber que tener unos dientes de leche sanos, permite a sus hijos un recambio dentario correcto. Cuando un niño pierde un diente de forma prematura (normalmente debido a la caries), puede provocar problemas en la dentición permanente como que los dientes adultos salgan torcidos o apiñados. Por eso, instruirlos en la adecuada higiene diaria de cepillado es muy importante para ayudarles a proteger los dientes en el futuro y para adquirir esa conducta higiénica adecuada que mantendrán toda su vida y que será muy beneficiosa para ellos.


Qué ocurre cuando no cuidamos los dientes de leche

Los dientes, cuando erupcionan, lo hacen “limpios” de bacterias. La aparición de la caries está asociada a diferentes factores: dieta rica en azúcares, mala higiene oral, el tipo de bacterias presentes en la boca y la susceptibilidad de la persona.

Son muchas las personas que caen en el error de pensar que los dientes de leche no merecen un cuidado diario ya que se tratan de piezas dentales que se van a caer.

En este caso, queremos remarcar que los dientes de leche guían a los permanentes, por lo que si una caries con infección no se trata ésta irá avanzando hasta el hueso y alcanzará la pieza definitiva causando un daño permanente.


Caries en un diente de leche, ¿se le tiene que empastar?

Sin duda, esta se trata de la pregunta del millón. Y la respuesta es… Sí, los dientes de leche se deben empastar. Ahora bien, debemos tener en cuenta el momento vital en el que el niño o niña se encuentre.

Si el diente de leche está a punto de caerse, es evidente que no tiene ningún sentido empastarlo, ya que aparte del coste económico que supone nos encontramos con el sufrimiento, tanto físico como psicológico, al que sometemos al niño o niña de forma innecesaria.

Sin embargo, si la caries dental se detecta prematuramente y la visita del Ratoncito Pérez está aún lejana en el tiempo, es más que conveniente empastar el diente de leche y evitar así males mayores, que afectarán a su vida adulta.

PEDIR CITA

Numerosos estudios relacionan la Periodontitis

con las enfermedades cardiovasculares.


Hoy en día son numerosos los estudios que relacionan directamente la cavidad oral con el resto del organismo. El motivo de asociar la periodontitis con las enfermedades cardiovasculares se debe a que en los últimos años se ha determinado que las bacterias que producen las infecciones bucales prodrían intervenir en la formación de ateromas y trombos coronarios.

Estas bacterias, que se acumulan en la superficie de los dientes y encías, provocan lesiones en aquellos pacientes susceptibles y pueden pasar al torrente sanguíneo afectando a otros órganos del cuerpo como el corazón, desencadenando de esta manera diferentes patologías cardiovasculares.

Se demuestra que existe esta asociación entre la periodontitis y la enfermedad cardiovascular debido a que la infección es crónica y en ella participan bacterias muy agresivas que han sido identificadas en paredes arteriales cercanas al corazón.

Reducir bacterias y eliminar el biofilm, tanto por arriba como por debajo de la línea de las encías, es una parte esencial para la salud oral y sistémica. Esto puede lograrse con el curetaje y alisado radicular tradicional, además de un excelente cuidado en casa.


«Debemos tener en cuenta que el no realizar un adecuado mantenimiento periodontal puede tener consecuencias más allá de la cavidad bucal«


Factores clave para prevenir la Periodontitis

Para ello, debemos apostar por mantener una correcta higiene bucodental  y realizar visitas periódicas a nuestro dentista de confianza para tener nuestra boca en buen estado y evitar a aparición de la periodontitis y otras enfermedades similares como la gingivitis.

También es clave la prevención mediante la modificación de factores de riesgo, tales como la alimentación sana, el ejercicio y el no fumar.


Pide cita

Los expertos recomiendan que aquellos pacientes que padezcan patologías cardiovasculares informen a su dentista y se sometan a controles bucodentales cada seis meses.

Si crees que puedes padecer enfermedad periodontal, te invitamos a pedir cita con nuestros especialistas. Estudiaremos tu caso y te ofreceremos la solución que mejor se adapte a tus necesidades.

PEDIR CITA

«La cavidad oral es una de las zonas más afectadas durante el embarazo».


La cavidad oral es una de las más afectadas durante el embarazo. Esto es debido a que durante el periodo de gestación el cuerpo sufre una serie de cambios hormonales y de comportamiento que afectan a la salud bucodental provocando un mayor riesgo de caries y de enfermedad de las encías. Por tanto, es muy importante que las futuras madres extremen los cuidados para mantener una boca sana y así prevenir enfermedades como la gingivitis, caries o erosión dental.

Existen diversos mitos relacionados con la salud oral y el embarazo. Son muchas las ocasiones en las que alguna de nuestras pacientes nos plantea sus dudas, por lo que como profesionales debemos evitar ideas equivocadas como la de que “cada embarazo nos costará un diente”.

Como ya hemos destacado anteriormente, durante todo el embarazo es muy importante extremar los cuidados de la boca y mantener una dienta sana y equilibrada.

Contrariamente a las creencias populares, el bebé no obtiene el calcio de los dientes de su madre. Cuando el bebé necesita calcio, lo obtiene a través de la dieta o de los huesos de la madre, pero nunca de sus dientes.


Extremar el cuidado de la salud bucal

Durante el embarazo, la mujer puede sufrir enfermedades de las encías o desarrollar caries. Ello es debido a que los cambios hormonales que se suceden a lo largo del este periodo pueden afectar a la encía originando gingivitis, así como los cambios en la composición de la saliva durante el final de proceso y la lactancia pueden predisponer a la erosión y la caries dental.

Para evitar este tipo de complicaciones, es recomendable evitar comer alimentos dulces y/o de consistencia pegajosa (chucerías, bollería…) y tener en cuenta que el mantenimiento bucal es esencial para el control de caries y reducir la transmisión bacteriana al bebé.



La gingivitis durante el embarazo

La gingivitis es una inflamación de las encías que puede provocar dolor generalizado de la boca, enrojecimiento, sangrado y mal aliento. Los problemas de las encías aparecen a menudo durante el segundo mes del embarazo, suelen ser máximos en el octavo mes y mejoran tras el parto. Si antes del embarazo ya se tenían problemas gingivales o enfermedad periodontal probablemente se agraven.

Los cambios hormonales del embarazo no podemos controlarlos pero sí está en nuestra mano evitar el aumento de placa y el riesgo de gingivitis cepillándonos los dientes y encías cada día tras cada comida y acudiendo al dentista para realizar una limpieza de boca en profundidad. El tratamiento periodontal es recomendable ya que reduce la enfermedad de las encías y los agentes patógenos.


Las embarazadas pueden recibir tratamiento dental

El embarazo no es una enfermedad por lo que la embarazada puede recibir el tratamiento dental que precise en cualquier momento del embarazo, aunque durante el segundo trimestre le resultará más cómodo y suele ser el momento ideal para realizar cualquier tipo de tratamiento.

Si estás embarazada, te recomendamos que durante las primeras semanas visites a tu dentista de confianza para conocer las medidas que debes tomar para evitar complicaciones. Seguir sus consejos te ayudará a mejorar la salud bucal durante el embarazo.



Pide cita

Si estás embarazada y deseas conocer el estado de tu salud bucal, te invitamos a que pidas una cita con nuestros especialistas y ellos estudiarán tu caso sin compromiso.

Los «empastes plateados” siguen siendo muy frecuentes por su larga duración, resistencia y relación calidad – precio. 


Hoy en día, existen diversas opciones a la hora de realizar un empaste dental. Podemos encontrar nuevos tipos de empastes más naturales como los empastes de resina que respetan tanto el color como la estética del diente, y empastes dentales más tradicionales como los hechos de amalgama metálica (comúnmente conocidos como “empastes de color plata”).

Actualmente, se ha sustituido el uso de amalgamas dentales por otros materiales mucho mas estéticos, aunque estos “empastes plateados” siguen siendo muy frecuentes por su larga duración, resistencia y  relación calidad – precio.


Empaste de resina

Amalgama metálica

El mercurio que contiene la amalgama dental, ¿puede afectar a mi salud?


El color plateado de la amalgama surge de la combinación de varios metales: mercurio, plata, estaño y cobre. Y es aquí donde saltan las alarmas y surgen las preocupaciones.

Son muchos los pacientes que presentan amalgamas dentales en sus dientes y que nos consultan en la clínica sobre la necesidad de cambiárselas por su contenido en mercurio.

Si bien es cierto que cada vez más se está limitando el uso del mercurio por su alta toxicidad para el ser humano, es importante destacar que cuando el mercurio se combina con los otros materiales como la plata, el estaño y el cobre, se convierte en un material seguro y estable. Por lo tanto, todos aquellos pacientes que tengan amalgamas dentales, no deben preocuparse ya que el mercurio que contiene su empaste no supone ningún riesgo para su salud.

Son numerosos los estudios científicos que afirman la seguridad de la amalgama dental. La Asociación Dental Americana, los Centros de EE.UU. para el Control y Prevención de Enfermedades, La Administración de Comida y Droga de EE.UU. y la Organización Mundial de la Salud están de acuerdo que la amalgama dental es un material seguro y eficaz para el empaste dental.

Desde hace más de 150 años, los dentistas han utilizado, y siguen utilizando, este biomaterial  por ser la mejor opción para restaurar caries grandes o caries localizadas en los dientes posteriores donde se necesita mucha fuerza para masticar y, hasta la fecha, no hay evidencias científicas que demuestren que la amalgama dental puede suponer un riesgo para la salud.


Pide cita

Aún así, si deseas retirarte tus antiguas amalgamas dentales y cambiarlas por unas reconstrucciones estéticas sin presencia de metales, pide tu cita con nuestros especialistas y ellos valorarán el estado de tu salud bucal sin compromiso.

El bruxismo es un trastorno muy común

padecido por más del 60% de la población.


El bruxismo es el término con el que se denomina el hábito involuntario de apretar o “rechinar” los dientes, ya sea durante el día (bruxismo diurno) o mientras se duerme (bruxismo nocturno), pudiendo llegar a provocar el desgaste o fractura dental.

Se trata de un trastorno muy común y frecuente padecido por más del 60% de la población. Y aunque no hay una causa única, suele estar asociado, principalmente, al estrés y la ansiedad al que estamos sometidos día a día.


«Esta dolencia no solo resulta molesta sino que puede llegar a producir destrucción dental»


En ocasiones, el bruxismo puede ser leve e incluso no necesitar tratamiento, pero frecuentemente es suficientemente grave como para ocasionar verdaderos problemas como:

  • Dolor mandibular y de oído
  • Sobrecarga en la Articulación Temporomandibular (limitando la apertura de la boca)
  • Dolor cervical y de toda la cabeza
  • Molestias o sensación de cansancio en la cara
  • Hipersensibilidad dental
  • Movilidad, desgaste y fractura dental


¿Cuáles son sus causas?

Al tratarse de un hábito inconsciente, es habitual que pase mucho tiempo en detectarse debido a que el bruxista no se da cuenta y no acude al especialista hasta que se lo indica su entorno (por el molesto ruido que emite al rechinar los dientes al dormir), comienzan los dolores de cabeza o los bloqueos de mandíbula.

Durante el día la sintomatología es más evidente. El problema surge cuando se padece durante la fase de sueño, que es cuando es más difícil de controlar y puede provocar serios problemas.

Los factores que influyen en que el bruxismo cause dolor y otros problemas, pueden variar de una persona a otra. A continuación, enumeramos los más frecuentes:

  • El nivel de estrés
  • Cuánto tiempo y qué tan fuerte aprieta y rechina sus dientes
  • Si los dientes están desalineados
  • Su postura
  • Su capacidad de relajarse
  • Su dieta
  • Sus hábitos al dormir


¿Cuál es el tratamiento?

Para tratar el bruxismo se utilizan las férulas de descarga, unas placas de plástico transparentes con las que se evita que los dientes de arriba y de abajo entren en contacto entre ellos y se produzca un desgaste. Además, permite que los músculos pierdan la costumbre de realizar presión y se relajen.

La férula de descarga es una manera práctica y sencilla que puede evitar el bruxismo durante las noches. Se fabrica de forma personalizada, con la forma de los dientes del paciente, para se ajuste de manera perfecta y su eficiencia sea total.


Pide cita

Si notas algunos de los síntomas mencionados y crees que puedes estar padeciendo esta dolencia, te invitamos a pedir cita con nuestros especialistas. Estudiaremos tu caso y te ofreceremos la solución que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Por qué debemos cepillarnos la lengua?


La lengua es quizá uno de los músculos

más importantes de nuestro cuerpo.

Si nos paramos a pensar, la lengua es imprescindible en algunos de los hábitos más necesarios de nuestro día a día: masticar, tragar, saborear los alimentos, hablar… y lo más curioso es que sigue siendo la gran olvidada de la limpieza bucodental.

En la lengua, por su anatomía, es donde se acumulan el mayor número de bacterias de nuestra boca y esto puede ocasionar problemas de salud oral y mal aliento. Para evitarlo, debemos incluir en nuestro cepillado dental la limpieza de la zona de la lengua y así eliminar los restos que se acumulan diariamente en ella.


Es muy importante tener en cuenta que si no limpiamos nuestra lengua correctamente nuestro cepillado no habrá servido de nada”. 


¿Cómo debemos limpiar la lengua?

Limpiarse la lengua es muy fácil y nos aporta numerosos beneficios.

Al finalizar el cepillado de los dientes, sacamos la lengua y colocamos el cepillo o el raspador lingual lo más posterior que podamos y realizamos un barrido hacia la punta. Es importante realizar este paso varias veces sin ejercer demasiada presión para asegurarnos de llegar a todas las partes.

Finalmente, para reforzar nuestra higiene oral añadimos a nuestro cepillado un colutorio. Este complemento actúa atacando a las bacterias de nuestra boca y nos ayudará a mantener una higiene oral más completa y un aliento más fresco.

Existen muchos tipos de colutorios cuya composición varía en función de las necesidades de cada paciente. Para saber qué colutorio es el más adecuado en cada caso, debemos preguntar a nuestro dentista de confianza y él nos recomendará aquel que encaje con nuestras necesidades de higiene oral.

Consejos para un correcto cepillado lingual

En este vídeo podrás visualizar la mejor forma de cepillarte la lengua para eliminar todas las bacterias acumuladas. En Punto Dental te recomendamos que realices esta práctica dos veces al día.

Como vemos, mantener una correcta higiene de nuestra lengua es muy sencillo. Si nos acostumbramos a eliminar diariamente las bacterias que se acumulan en ella, evitaremos problemas en nuestra salud bucal y reduciremos el mal aliento.