Stillman modificada: la técnica de cepillado para encías retraídas

«Un cepillado correcto y regular de nuestros dientes es la base de una óptima salud dental».


Para ir bien, debemos cepillarnos los dientes al menos dos veces al día y mucho mejor y más efectivo si lo hacemos después de las comidas. Una vez conocido esto, la base, el abece de la higiene bucal, ya podemos profundizar en la técnica. Algunos dentistas recomiendan desarrollar un patrón de cepillado y repetirlo siempre para no dejar ninguna zona sin cepillar. Además, existen diversas técnicas. Una de ellas es la que trataremos hoy: la técnica de cepillado Stillman modificada.

Se trata de una técnica que incorpora frotamientos específicos para poder alcanzar metas específicas en nuestra boca. Está pensada para lograr una limpieza completa de los dientes, remover la placa y estimular las encías. Frecuentemente la utilizan pacientes con recesión gingival progresiva.

Para realizarla, se posicionan las cerdas del cepillo a 45º de inclinación respecto a las encías (sostenemos el cepillo en la línea de la encía y apuntamos hacia la raíz del diente). Ahora realizamos un movimiento vibratorio y en círculos para limpiar la superficie del diente. Hacemos que las cerdas vibren suavemente contra la línea de la encía y movemos el cepillo hacia el extremo oclusal. Repetimos el frotamiento 5 veces. Debemos recordar que hay que realizar una presión ligera y un cepillo suave.



El bruxismo es un trastorno muy común

padecido por más del 60% de la población.


El bruxismo es el término con el que se denomina el hábito involuntario de apretar o “rechinar” los dientes, ya sea durante el día (bruxismo diurno) o mientras se duerme (bruxismo nocturno), pudiendo llegar a provocar el desgaste o fractura dental.

Se trata de un trastorno muy común y frecuente padecido por más del 60% de la población. Y aunque no hay una causa única, suele estar asociado, principalmente, al estrés y la ansiedad al que estamos sometidos día a día.


«Esta dolencia no solo resulta molesta sino que puede llegar a producir destrucción dental»


En ocasiones, el bruxismo puede ser leve e incluso no necesitar tratamiento, pero frecuentemente es suficientemente grave como para ocasionar verdaderos problemas como:

  • Dolor mandibular y de oído
  • Sobrecarga en la Articulación Temporomandibular (limitando la apertura de la boca)
  • Dolor cervical y de toda la cabeza
  • Molestias o sensación de cansancio en la cara
  • Hipersensibilidad dental
  • Movilidad, desgaste y fractura dental


¿Cuáles son sus causas?

Al tratarse de un hábito inconsciente, es habitual que pase mucho tiempo en detectarse debido a que el bruxista no se da cuenta y no acude al especialista hasta que se lo indica su entorno (por el molesto ruido que emite al rechinar los dientes al dormir), comienzan los dolores de cabeza o los bloqueos de mandíbula.

Durante el día la sintomatología es más evidente. El problema surge cuando se padece durante la fase de sueño, que es cuando es más difícil de controlar y puede provocar serios problemas.

Los factores que influyen en que el bruxismo cause dolor y otros problemas, pueden variar de una persona a otra. A continuación, enumeramos los más frecuentes:

  • El nivel de estrés
  • Cuánto tiempo y qué tan fuerte aprieta y rechina sus dientes
  • Si los dientes están desalineados
  • Su postura
  • Su capacidad de relajarse
  • Su dieta
  • Sus hábitos al dormir


¿Cuál es el tratamiento?

Para tratar el bruxismo se utilizan las férulas de descarga, unas placas de plástico transparentes con las que se evita que los dientes de arriba y de abajo entren en contacto entre ellos y se produzca un desgaste. Además, permite que los músculos pierdan la costumbre de realizar presión y se relajen.

La férula de descarga es una manera práctica y sencilla que puede evitar el bruxismo durante las noches. Se fabrica de forma personalizada, con la forma de los dientes del paciente, para se ajuste de manera perfecta y su eficiencia sea total.


Pide cita

Si notas algunos de los síntomas mencionados y crees que puedes estar padeciendo esta dolencia, te invitamos a pedir cita con nuestros especialistas. Estudiaremos tu caso y te ofreceremos la solución que mejor se adapte a tus necesidades.